Cuenta la leyenda que cuando los dioses no tenian jefes, y velaban por el bien de sus protegidos, dejaron durante muchos años que cada cual hiciera el bien de la mejor manera que creyera conveniente. De aqui nace la leyenda del pais del aceite y el pais del vino.

Su base era que confiaban plenamente en sus fieles, y  de esta manera, sabian que aquellos iban a hacer a su vez el bien a su alrededor.

Cuando los dioses fueron lo suficientemente confiados, dejaron que todo el sistema funcionara por si mismo, sin su intervencion, a ver cual era el resultado.

De esta manera, paso el tiempo y fueron creciendo por toda la tierra pueblos, ciudades, haciendas, bosques y todo tipo de ingenios y construcciones, tanto hechas por humanos como inventadas por la propia naturaleza (que inventa como nadie ).

LLegado el momento los dioses fueron a revisar como se habia desarrollado el mundo fuera de su control y ¿que fue lo que se encontraron?

Resulta que fueron a mirar justo en el mapa donde ahora mismo esta la provincia de Jaen, y se dieron cuenta que habia dos tesoros que habian crecido juntos. El vino y el aceite.

olivar_jaen_1

El mayor olivar del mundo (que estaba en la zona ahora llamada Jaen) y el mayor viñedo del mundo (que estaba en la zona ahora llamada La Mancha) estaban dentro del mismo territorio, y , para ser justos con el resto de la humanidad, no se podia permitir  que una misma tierra tuviera esta riqueza en conjunto.

Siendo Dioses y justos no se podia permitir.

¡Imaginate! ¡El mayor viñedo del mundo y el mayor olivar del mundo juntos!

viñedo-ciudad-real

Tras muchas deliberaciones y propuestas diferentes, hicieron varios planes estrategicos, trazaron las lineas maestras de la situacion, se convirtieron en jueces de la no enajenacion y apalearon el sentido del auto-conseguido bien comun.

El resultado es que los dioses pusieron una barrera montañosa entre Jaen y la Mancha.

¡Hay que ver!, ya aun cuando no existian los politicos profesionales, teniamos mandamases que nos malmandaban.

Pasaron los años y los viñedos echaban de menos a los olivares y los olivares mandaban nubes de polen a los viñedos como recuerdo de cuando eran un solo pais.

La tristeza por no poder compartir destino , y por no poder disfrutar de estos dos grandes regalos a la vez subyugaba a los hombres que un dia conocieron esta dicha maxima.

Pero llego el dia en que los dioses veian a los hombres tristes y abatidos y se sintieron injustos por separar aquello que los hombres habian levantado con tanto esfuerzo, hay que tener en cuenta que tanto el mayor olivar del mundo en jaen como el mayor viñedo del mundo en la mancha (mayormente en ciudad real) fueron creados unicamente a partir del esfuerzo del hombre, en zonas que superan facilmente los 40º en verano.

Tras arduas deliberaciones para ver como compensar a los hombres por el daño causado y poder reunir a hermanos y familias separados por las montañas, los dioses decidieron  hundiendo su puño en forma repentina contra las montañas crear el paso de Despeñaperros.

desfiladero

De esta manera los dos tesoros mas preciados por los hombres pudieron ser gozados a la vez y el beneficio aportado a la humanidad por los dioses fue gozado hasta el dia de hoy.

 

Espero que hayas disfrutado de esta pequeña leyenda sobre la configuracion fisica de la frontera de las provincias de Jaen y Ciudad Real, si alguna vez has viajado hasta Andalucia en coche hace mas de dos años, habras sufrido en tus propias carnes el paso de Despeñaperros, ahora esa suavizado por las obras faraonicas de la edad de oro del imperio, pero para mi, realmente, esta frontera gigante,

 Te animo a que compartas o que comentes este articulo si te ha gustado.

Gracias por tu visita

Erase una vez… la leyenda del pais del aceite y el pais del vino was last modified: septiembre 26th, 2017 by David Aranda