Te voy a contar una historia.

En los ultimos tiempos me han sucedido a gran velocidad grandes acontecimientos que aun no esperaba, aunque entraban dentro del bombo.

Todo esto me ha hecho pensar porque escribo este blog, para quien ( si no es para mi) y cual es el fin que tiene todo esto.

Por la bio que viene en el blog sabes mas o menos quien soy, y donde estoy, pero esto no es suficiente, no da todas las respuestas.

Quiza te importe un pimiento, pero este mismo pimiento entra en juego en todo este tejemaneje de preguntas y respuestas y ahora al que le importa es a mi.

Yo no escribo este blog para enseñar nada a nadie, entre otras cosas porque yo se de todo esto lo mismo que cualquiera , ni mas ni menos.

La diferencia es que yo lo estoy escribiendo.

En este blog escribo lo que se me ocurre o lo que me pellizca el corazon, cosas que me parecen graciosas o injustas, rabietas de una mañana que al llegar a escribir por la noche se han tornado en chiste.

Intento que el contenido vaya relacionado con lo que me rodea, naturaleza, aceite de oliva, pueblos pequeños, amigos, pero si no es asi tampoco importa, lo importante es que a ti en algún momento, solo un párrafo de cualquiera de mis posts te guste. Eso es lo importante.

Si alguna vez has intentado escribir una secuencia de articulos como estos, sabras de lo que te hablo.

El esfuerzo que lleva no tiene recompensa, y el que escribe tampoco lo busca.

El implicarse hasta este punto sin buscar nada a cambio en el mundillo del aceite de oliva y la puesta en valor del mundo rural supone muchas noches sin dormir, muchos libros leidos, muchas conversaciones con los verdaderos expertos (ya sabes de quien te hablo) y a la vez preocupacion por la responsabilidad que implica el tratar de mostrar el mundo del que vengo y en el que vivo a las personas que se acercan a el, tanto de españa como de los 139 paises que visitaron el blog el mes pasado.

Es por todo este rollo que estoy metiendo que voy a enumerar cosas que me parecen bien y cosas que creo justas.

Yo creo que la provincia de Jaen es la hostia.

Yo creo que afortunadamente hasta el día de hoy la historia y el mundo ha pasado de refilon a nuestro lado sin mirarnos.

Yo creo que nos espera un futuro prometedor que todavía no vislumbramos

Yo creo que tenemos que dejar de quejarnos y apreciar lo que tenemos.

Yo creo que el ser humano es capaz de hacer cosas increíbles, solo le hace falta un empujoncito.

Yo creo que cuando queremos y luchamos por algo con todas nuestras fuerzas, nuestro cuerpo, la naturaleza, el planeta y todo el cosmos se alian para que las cosas vayan en esa dirección hasta conseguirlo.

Yo creo que el no siempre lo tenemos, y que si le ponemos delante un por, tenemos un ¿porque no?

Yo creo que a veces cuando crees que la vida te esta diciendo no, es posible que te este diciendo: espera.

Yo creo que para hacer grandes cosas no hay que estar en las capitales del mundo, una única persona o un pequeño grupo de personas con las cosas claras y con una voluntad fuerte, son capaces de crear una pequeña revolución que cambie sus vidas y las de su comunidad.

Yo creo que es mejor dar y luego preguntar que disparar y luego preguntar. El que da algo sin esperar nada a cambio, ya esta recibiendo mas de lo que da.

Creo sobre todo que cada uno es dueño de su destino, que los demas tienen una repercusion limitada en las alegrias o desgracias individuales.

 

Es por todo esto que hago este blog, porque creo que esta bien.

 

Si tienes algo en lo que crees que este relacionado con lo escrito en este articulo y quieres añadir un comentario, eres libre de hacerlo.

Ante todo ya sabes: be olive oil my friend.
photo credit: SOPHOCO -santaorosia photographic collectivity- via photopin cc

Yo creo, ¿y tu? was last modified: enero 11th, 2017 by David Aranda